Sonia Hernáez Larrea, psicóloga, miembro del Instituto de Interacción y Dinámica Personal y antigua alumna del Máster en Psicoterapia Individual y de Grupo


En el 2007 hice el Máster en Psicoterapia Individual y de Grupo en el Instituto de Interacción y Dinámica Personal. El trabajo con la persona que acude a consulta es una motivación y, a la vez, un gran desafío. Me apasiona observar cada proceso personal, ser consciente de como a través de la escucha, el acompañamiento y la comprensión la persona se descubre en facetas que desconoce y cómo esto le permite evolucionar, crecer y desarrollarse de una manera más auténtica, más plena y  sentirse libre.


¿Por qué elegiste el Máster del Instituto?

Elegí la formación  en un momento de mi vida donde necesitaba ampliar conocimientos y experiencias para poder formarme en psicología clínica. Venía de un enfoque de la psicología centrado en el ámbito social y los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera en relación a la clínica se me quedaban escasos. No me sentía preparada para acompañar a otras personas. Me sentía sin experiencia y sin preparación y quise ampliar y fortalecer técnica y práctica psicoterapéutica.
Cuando leí los contenidos que ofrecía el Instituto de Interacción y Dinámica Personal vi que encajaban con las expectativas de las que partía en ese momento y me entusiasmó que la formación fuera eminentemente práctica.
No tenía referencias previas pero me dio confianza y solicité la entrevista con Javier Ortigosa.

Como alumna la formación supuso un impulso y una oportunidad para empezar a trabajar en aquello en lo que siempre había deseado. Me sirvió para crecer a nivel personal y formativo brindándome las herramientas necesarias para sentirme segura en la práctica psicoterapéutica. Vivo el instituto como otro hogar.

¿Qué cursos Postgrado realizaste?

Hice los tres Cursos que oferta el Instituto en su programa de Formación en Psicoterapia Humanista, el curso Especialista en Psicoterapia centrada en la persona – Carl Rogers, el de Psicoterapia Dinámica y el curso de Psicoterapia Gestalt. Para completar mi formación también me inscribí, entre otros cursos, en la Dinámica de Grupos y en los Cursos de Formación Continua de Focusing y Bioenergética

¿Qué destacarías del Máster?

Destaco del Máster su variedad y riqueza en contenidos. La preparación y solidez con la que terminas.
Es una sensación de haber aprovechado bien los dos años por los que atraviesas. Dos años de gran crecimiento personal; teórico, práctico y experiencial.
La calidad humana y profesional que desprenden los profesionales que te forman es digno de destacar. Acabas sintiendo el Instituto como un lugar de referencia, de hogar.  Un sitio donde te permites crecer descubriendo y reforzando tus potencialidades y corrigiendo y mejorando la parte de la técnica y la actitud que es menos aconsejable en el espacio de terapia. Son dos años de transformación.

Como alumna ¿Qué te aportó, qué supuso el Máster a nivel personal y profesional?

Como alumna la formación supuso un impulso y una oportunidad para empezar a trabajar en aquello en lo que siempre había deseado. Me sirvió para crecer a nivel personal y formativo brindándome las herramientas necesarias para sentirme segura en la práctica psicoterapéutica. Vivo el instituto como otro hogar.