Un regalo para empezar el año. El próximo lunes 15 de enero de 20,30 a 21,30 h tendrá lugar un videoencuentro gratuito y online (vía Zoom) sobre el Enfoque Centrado en la Persona. En él hablaremos de este modelo, en el que llevamos más de 40 años introduciendo a las personas porque somos conscientes de su riqueza y valor tanto para el campo profesional como el del crecimiento personal. Es necesario inscribirse mandando un mail a info@institutodeinteraccion.es, poniendo en el Asunto “videoencuentro gratuito”.

Al adaptarlo a un formato online, sin perder la cercanía y calor que le caracteriza, el curso del Enfoque Centrado en la Personal de Carl Rogers online ofrece una experiencia humana y profesional capaz de llegar a cualquier rincón de España -y del mundo-, con un 80% de contenidos prácticos (se trabaja con uno mismo y en relación e los otros), reconocido, además, por la Universidad Pontifica de Salamanca. para crear. Pero profundicemos un poco más en este enfoque. ¿Qué se puede encontrar en esta formación? ¿Qué define una atención centrada en la persona?

Carl Rogers confiaba en la persona cabalmente. El veía que al igual que una semilla requiere de ciertas condiciones para llegar a ser un árbol una persona también las necesita para llegar a la máxima expresión de su potencial. En el centro de su propuesta se encuentra un constructo, el de la tendencia actualizante o tendencia formativa, con el que aludía a las fuerzas de crecimiento, evolución y desarrollo que llevan la vida adelante. Rogers vio que esta fuerza necesita de ciertas interacciones con el ambiente para poder llevar al organismo hacia la actualización de su potencial. Y no es de extrañar que propusiese la psicoterapia como un ambiente idóneo en el que aportar dichos ingredientes. Sobre todo ello se aprende en el curso a través del trabajo con uno mismo, el autoconocimiento y la integración.

Servir de ayuda para otro, desde la propuesta rogeriana, significa que estaremos apoyándonos en las fuerzas inherentes a cada persona. Ni el terapeuta ni la terapia son las que cambian a la persona, es esta quien tomará de la relación lo que necesita para construir una nueva forma de estar. Tanto la intención, como la dirección y energía de crecimiento están y pertenecen siempre a la persona en cuestión. Dicho así suena muy frío pero poniendo nombre a los ingredientes vemos que Rogers, en realidad, se movía con un aprecio y respeto muy grandes hacia el humano y la vida en general. Estos ingredientes no se pueden aplicar sin implicación personal, como quien pone una capa de barniz sobre una tabla de madera, más bien se transmiten en la manera de ser de quien ofrece ayuda y por eso Rogers se refirió a ellos siempre con el término de actitudes.

En el Enfoque Centrado en la Persona, a las actitudes se les suele nombrar de la siguiente manera:

  1. Consideración positiva incondicional (se le ha llamado de varias maneras, otra muy conocida es aceptación positiva incondicional)
  2. Empatía o escucha empática
  3. Congruencia o transparencia

No vamos a desmenuzar ahora cada una de estas actitudes peor vamos a aclararlas rápidamente. La consideración positiva incondicional habla de un aprecio hacia y una confianza en la persona sin necesidad de justificación. Es una especie de “siento amor por ti por el simple hecho de ser, independientemente de lo que hagas, pienses, decidas o sientas”, supone un respeto muy profundo por la persona. Si el terapeuta o la persona que ofrece ayuda de verdad consigue cultivar esta actitud, es evidente que su intención no será la de cambiar a la persona que tiene delante, sino comprenderla. Y aquí viene la segunda actitud: la escucha empática. Con ella Rogers se refiere a la disposición cabal de aprehender el mundo íntimo de significados del otro y ver su mundo a través de estos. No pretende hacer un análisis sino ver y entender a la persona tal y como esta se ve y entiende a sí. A veces explicamos esta actitud como si se tratase de sentir y pensar como si fuésemos la otra persona. El “como si” de la empatía es importante, pues nos recuerda que a pesar de poder entrar en el mundo interno de la otra persona y comprender sus significados, seguimos siendo individuos con nuestro propio mundo de sentidos y significados. Las implicaciones de esto también son objeto de largo estudio pero basta con decir que la persona que solicita nuestra ayuda necesita percibir que somos reales y transparentes. Dicho de otra forma: nuestra consideración positiva y empatía servirán de ayuda sólo si son genuinas. Estas actitudes le permiten a la persona desandar el camino de la “patología”, pues haber crecido en un contexto con valores opuestos a estas es lo que nos lleva a perder la capacidad de guiarnos satisfactoriamente de acuerdo con nuestras necesidades y las del entorno.

Si deseas saber más sobre este curso -reconocido por la Universidad Pontifica de Salamanca- puedes hacerlo pinchando aquí. Te aclararemos cualquier duda por teléfono o por mail (info@institutodeinteraccion.es).

El plazo de inscripción está abierto y la formación se inicia en febrero y acaba en diciembre de 2024, en encuentros semanales los viernes de 16 a 20 h. Al impartirse en formato online se adecúa perfectamente a personas de cualquier lugar de España o del mundo.

Esta es una formación de 200 h adecuada para profesionales interesados en las relaciones humanas y también para personas que sientan un deseo de crecer personalmente. Ambos intereses se solapan en un formato eminentemente práctico en el que se trabaja en grupos reducidos y las plazas son limitadas.

Horario de secretaría 2023-24: L, M y J de 16 a 20 h. X de 15 a 19h